San Urbeciana 2016: I/VII: Bestué-Buerba

26.04.2016 23:05

Ya ha empezado y terminado la San Urbeciana 2016, siendo el octavo año que recorremos de norte a sur nuestras montañas tras los pasos de San Úrbez. Por eso dejaremos que las imágenes hablen más que el texto. Hemos recorrido de norte a sur las montañas de Huesca, desde el domingo 17 de abril al sábado 23 de abril, desde las altas tierras de Sastral, en Añisclo, hasta la vieja Osca, Huesca.

Para los que no lo conozcan, indicamos que un grupo de amigos recorremos año a año en el mes de abril durante una semana el que llamamos "el camino de San Úrbez", impresionante corte norte-sur de las montañas altoaragonesas, lleno de etnología, religiosidad popular, caminos tradicionales, compañerismo y amistad.

Este año hemos recorrido la ruta entera unas once personas, y otras muchas han venido una o varias etapas, habiendo días de unas veinte personas. Algunas de ellas han sido un ejemplo para todos de superación personal y esfuerzo, otras de compañerismo, generosidad, y amistad. 

Damos inicio a la primera etapa, que, como sabéis, tiene por epicentro San Úrbez de Añisclo, la cueva de Sastral. Este año tomamos (como hicimos ya hace unos años, el camino tradicional de Bestué a Bió, que subía un hombro de Sastral, y luego descendía hacia la ermita por las bordas de Aso. Desde la cueva-ermita subimos a Bió por el camino de Bardina y paramos a pernoctar en Buerba, en este caso en el albergue Guardafuentes.

Abajo, panorámica de Bestué.

Abajo, panorámica de Bestué. Los famosos canetes de la antigua casa de Antón Barrau. Para ver detalles, visitar aquí el blog de Jesús Cardiel.

Abajo, el organizador y alma de la ruta, el sargento Ballarín.

Abajo, de derecha a izquierda y de pié: Miguel Ángel, Make (Ayerbe), Maribel (Torla), Domingo (Used-Vitoria), Carlos (Huesca), Alvaro (Nocito-Huesca, Prior de la Cofradía de Huesca), Antonio (Huesca), Manolo (Escalona, semioculto), Lola (Zaragoza), Guillermo (Arascués), Kiko (Aínsa), Elena (Huesca), Quique (Aínsa). Agachados: Leticia (Huesca), Óscar (Huesca-Aínsa), Fernando (Siétamo-Huesca), y David (Huesca, hijo de Álvaro, detrás de Óscar).

Abajo, panorámica de Bestué.

Abajo, tras fuerte bajada, cruzamos el barranco y empiezan un par de horas de subida hasta un hombro de Sastral, dando ya al río Bellós.

Abajo, bonito bosque de pinos.

Abajo, viejas hayas en las rallas de Sastral.

Abajo, entre rallas y zillos.

Abajo, el camino ya desciende hacia la cueva ermita de Sastral por viejas canales y pedreras, por pasos muy rotos.

Abajo, bajada. Se ve al fondo el puente de San Úrbez y los trazos de la carretera que baja de Fanlo y de Buerba.

Abajo, bordas de Aso, ya de Bió, en concreto éstas de casa Lardiés de arriba, donde según la tradición sirvió San Úrbez, y desde donde asistían a los romeros de Albella en su pererinación a la cueva de Sastral. 

Abajo, bordas de Aso, por desgracia en pocos meses ha perdido la airosa chimenea, era uno de los pocos ejemplos que perduraban de borda con chimenea, testigo de aquellas primitivas viviendas, donde la planta baja era para el ganado y la planta superior para las personas, que quedaron para estancias temporales.

Abajo, bordas de Aso, ese agujero en el tejado se ha tragado la chimenea. Al fondo se adivina el barranco d´Os Muertos, por cuya orográfica derecha discurría la Cabañera Vieja, camino que los romeros tomaban para bajar y subir de y a la ermita, camino muy pendiente y con origen como su nombre indica en viejos caminos ganaderos ancestrales.

Abajo, bordas de Aso.

Abajo, bordas de Aso, clásico comedero para la paja y el grano.

Abajo, bordas de Aso, de irregular piedra caliza (muy poca arenisca) y abundante buro.

Abajo, bordas de Aso, detalle.

Abajo, bordas de Aso, detalle.

Abajo, bordas de Aso, detalle de la cimentación, piedra colocada por el hombre sobre piedra colocada por la naturaleza.

Abajo, bordas de Aso, pulsar para ampliar.

Abajo, bordas de Aso, Guillermo Palacín, ganadero de ovino de Arascués y amigo, con buena maña para la pose.

Abajo, viejo camino hacia el Bellós.

Abajo, cueva-ermita de Sastral.

Abajo, cueva-ermita de Sastral. Nuestro gran amigo Ricardo Lardiés, de Galbán de Buerba, nos abrió la ermita y nos acompañó en la subida por Bardina, además de posteriormente en la cena, como ya es tradición. Primero por la izquierda del lector, de pié.

Abajo, cueva-ermita de Sastral, vista hacia Sercué.

Abajo, preparando la foto de grupo en la ermita de Sastral.

Abajo, bonita talla de San Úrbez. Ofrenda de fuego sagrado. Antes de la guerra no había talla sino un retablo de madera.

Abajo, excelentes vistas de Añisclo desde la subida de Bardina, hacia Bió por o Fuen Cuello.

Abajo, excelentes vistas de Añisclo desde la subida de Bardina, hacia Bió por o Fuen Cuello. Volúmenes de Sastral.

Abajo, por la escotadura del barranco Arrió se vislumbra, entre Tozuals y Bramapán, la proa airosa de la Peña Montañesa. En la parte superior de la ladera de carrascas (también "lezinas" por estas tierras) de la izquierda se hallaba la ermita de San Miguel, hoy discreto espedregal.

Abajo, ya en Buerba, placentera panorámica del pueblo con Monte Nabaín de fondo.

Abajo, Buerba, cielo y piedra.

Hasta la II etapa (Buerba-Albella).



To Top