San Úrbez en la punta de Guara

29.09.2017 06:24

  

(pulse para ampliar)

Dentro de los actos organizados para la conmemoración del  50 aniversario de la Cofradía, el sábado día 9 de septiembre hemos realizado algo que hacía tiempo teníamos pensado.

Abajo: el grupo subiendo por la mojada tasca.

Desde hace años que nos iba por la cabeza el colocar algún pequeño simbolo o placa de nuestro patrón San Urbez en la emblématica cima de Guara. Como todo el mundo sabe, el Tozal de Guara es algo más que una montaña, sobre todo, tanto para el valle de Nocito como para la ciudad de Huesca, en ambos casos centros principales de la devoción y tradición Urbeciana en torno al Santuario del valle de Nocito. 

Y como montaña "especial" de gran significado para muchas personas relacionadas con el santo, y para muchos montañeros que también tenemos a este humilde pastor como referencia espiritual hemos querido hacer realidad esa aspiración, que finalmente se ha materializado en forma de placa y bajorelieve con la figura de San Urbez.

Abajo: desfilando bajo el viento y la lluvia.

Se eligió el día 9 porque además ese día la cofradía quería reconocer con una comida la especial dedicación que muchas personas tuvieron que hacer este 50 aniversario tanto los fines de semana previos al día de la romería, como el mismo día de la romería, mediante jornales de trabajo, encargos, faenas, incluso aportaciones económicas, para que el pasado 25 de junio todo fuera como fué (quien no pudiera acudir ese día que celebramos la romería del 50 aniversario puede consultar en esta página la crónica que de ese día hicimos).

Abajo: pasillo de honor en la cima al Prior Álvaro Lardiés, que porteó los últimos metros la mochila que contenía el pesado bajorelieve.

Decidimos pues convocar a la gente invitada a comer, y contar con ellos para poner la placa en Guara, siendo conscientes que seguramente había mucha gente que querría ser partícipe del evento, para lo cual tenemos pensado hacer una inaguración "oficial", intentando contar con la presencia de un cura amigo que se ha ofrecido para hacer la bendición y una misa en la cima. Con ello pensamos, y ya desde aquí se hace un primer aviso, buscar fecha en primavera, con el buen tiempo, y realizar un llamamiento a todo aquel que quiera estar en el evento para juntarnos en la cima y pasar un bonito día de convivencia en torno a Guara y San Urbez, en ambos casos patrimonio de todos aquellos que cuidan y respetan ambos emblemas.

Abajo: reponiendo fuerzas en la muy desapacible mañana en la cima.

Volviendo al sábado indicado de septiembre, quedamos a las 8:00 en el aparcamiento de Used, para subir con coches de gente de la zona que tiene permiso hasta el refugio de Fenales, y desde allí portear todo el material necesario entre quince personas, con nuestro Prior, Alvaro Lardiés a la cabeza de la "expedición".

El día muy desapacible, con lluvia fina, frío, y sobre todo ventoso, no nos amedrentó, y con bastante tenacidad llegamos con todo el material a la cima, bastante pesado, ya que al peso en sí del bajorelieve se unía el de la numerosa herramienta profesional (taladros, sierra radial...) preciso para su colocación. Simbolicamente, el último porteo de la imagen la hizo el Prior, Alvaro, de manera que el resto del grupo lo recibimos con pasillo de honor y aplausos.

Abajo: con el cielo ya despejando, placa antes de su colocación.

Pese a las rachas muy fuertes de viento con lluvia que hacía incómodo y dificultoso el trabajo, con una sensación térmica de bajo cero, durante cuatro horas estuvimos colocando la placa y la losa, de manera que en las fotos queda recogido como quedó finalmente.

Abajo: realizando la "cama" para asentar el bajorelieve; hubo que hacerla con radial, taladro y puntero y cortafríos, en la durísima piedra.

El lugar elegido es la parte posterior de la cruz, en el pedestal, por un doble motivo: por un lado para que quedara "mirando" al Santuario. Por otro porque no queríamos "cambiar" la vista típica de la cruz con el Pirineo de fondo, objeto de muchas fotos por parte de la mucha gente que sube a Guara, de manera que siendo una actuación propia de la cofradía del valle, aunque pensamos que es una cosa muy simbólica y significativa, apropiada por la historia y la tradición de todas estas sierras, entendemos que pueda haber quien no comparta esta idea, sin duda con un cariz sentimental de mucha gente de la zona, pero también religioso.

Abajo: el "maestro cantero"....

No obstante, esperemos que sea respetada por todos, pues no en vano San Urbez es patrón de montañeros y montañeses, e imaginamos que quien hasta aquí se acerca bien tendrá algo de alguna de estas dos definiciones.

Abajo: a resguardo del viento. Nos despñazamos desde Huesca, Bespén, Escalona, Aínsa, Asín de Broto, Sabiñánigo, Cerésola, Nocito, Used, Ayerbe, Zaragoza...

Tras colocarla, bajamos a comer al Santuario tanto los que habíamos colocado la imagen como el resto de la gente a la que la cofradía quería reconocer su esfuerzo este año, acabando el día en buena amistad, y sobre todo comentando las ganas que tenemos de poder compartir esta primavera el gran día de la bendición y confraternización de muchas personas vinculadas al santo, incluidas muchas que estando invitadas este día no habían podido venir por cuestiones familiares, laborales o de otro índole.

Abajo: en las dos fotografías inferiores se aprecia como poco a poco se fue despejando, hasta ofrecernos la clásica vista de 360 grados de la punta del Tozal.

 

No quiero cerrar esta pequeña crónica sin hacer un pequeño recuerdo a dos personas con las que este proyecto hablé hace ya años y las cuales, estén donde estén ahora mismo se verán contentas de que finalmente hayamos podido cumplir algo en lo que no sólo estuvieron totalmente de acuerdo cuando lo hablamos, sino que nos animaron tremendamente para llevarlo a cabo. Son José Azor y Julio Nogués. Su recuerdo no faltó este sábado, pues ahora su querido San Urbez también está con ellos en Guara.

Óscar Ballarín

Abajo: detalle de la talla.

Abajo: aspecto definitivo de placa y talla.

Abajo: iniciando el descenso por la cuerda de la sierra.

Abajo: refrigerio en el Santuario, amenizado por las jotas de Jorge Martín.

Hasta pronto.

Abajo: realizando la "cama" para asentar el bajorelieve; hubo que hacerla con radial, taladro y puntero y cortafríos, en la durísima piedra.


To Top