San Úrbez, entre "as boiretas" de diciembre

31.12.2016 15:51

Ya ha pasado el día de San Úrbez, 15 de diciembre. Un poco tarde hacemos la crónica, que será, como siempre, más fotográfica que textual. Estos pasados días se acumularon los actos en los distintos centros urbecianos.

En San Pedro el Viejo, en Huesca, sede de la Cofradía de Huesca y de la devoción urbeciana en la capital oscense, en el tríduo de la cofradía estuvimos el dìa 13 de diciembre treinta y seis personas en misa, el 14 de diciembre cincuenta y seis personas, y el día 15 sesenta y una personas. No está nada mal, siendo entre semana y a las ocho de la tarde....

Abajo, talla de San Úrbez fuera de su lugar habitual, al lado del altar, durante la celebración del tridúo.

Abajo, viejos tonos dorados a la luz eléctrica de la noche en el crismón de San Pedro "In Veteris" de Huesca.

Abajo, altar de San Pedro con San Úrbez a mano derecha.

En Albella, el día del Santo, el 15, en la celebración eramos solamente 10 personas; para quienes no conozcan la población pueden parecer mínimos, pero estaban los que tenían que estar, y además representados devotos de Albella, Planillo y San Felices:

Abajo, retablo de San Úrbez de Albella: de izquierda a derecha del espectador: talla de la Virgen María, talla de San Úrbez de la ermita, talla de San Úrbez de la Iglesia, y detrás la famosa tabla del retablo de sabor popular con los milagros del Santo.

Abajo, amena tertulia en la fría mañana a las puertas de la ermita. 

Abajo, foto de grupo, devotos de los pueblos de alrededor, Prior y miembros de la Cofradía de San Úrbez de Albella.

(pulse para ampliar)

En Añisclo, en la cueva-ermita de Sastral, 21 personas asistieron el día del Santo,, quizás uno de los números más abultados de los últimos años.

Abajo, puente de San Úrbez, clásica estampa de acceso a la cueva, sobre el Bellós.

Abajo, vista hacia Cruzes a través de la "telaraina".

Abajo, bonita talla del San Úrbez de Añisclo, desde que hay un mayor conocimiento entre los diversos centros urbecianos luce atributos (estampa, lazo...) de otros centros devocionales, en este caso de Albella.

Abajo, íntima misa en honor al Santo. Cantando abajo los Gozos de Vió.

Abajo, no podía faltar el refrigerio; en muchas ocasiones algunos de los asistentes se ven sólo en estas romerías.

Abajo, Manuel Lisa, de Escalona, y Ricardo Lardiés, de Buerba, con la caja de la reliquia de San Úrbez propiedad del Quiñón de Buerba.

En la cueva de Cerésola asistimos a la romería anual que organiza la familia propietaria de la pardina de Saliellas, paraje donde se encuentra la ermita, casa Juan Domingo de Cerésola:

Abajo, foto de familia urbeciana en San Úrbez de Cerésola, amigos de la familia de la cofradía de Huesca...

Abajo, las llaves del arca de San Úrbez talladas en buxo por Antonio (arriba en la foto situado en cuclillas en el medio), enorme y dificilísimo trabajo:

Abajo, el cristo de Cerésola sale del museo de casa Batanero de Sabiñánigo para estas ocasiones...

Abajo, comida de hermandad tras la celebración. En la foto superior se ve al fondo el corral que la profunda cueva forma; ésta era la antigua ubicación de la ermita.



To Top