Tierras de San Úrbez, por la Honor de Matidero (III): Bibán

12.06.2016 14:42

Continuamos nuestro periplo por las tierras urbecianas de la Honor de Matidero, esta vez visitando el pueblo de Bibán, en "a güega" entre el Biello Aragón y el mítico Reyno de Sobrarbe, entre las comarcas de Alto Gállego (en la zona de Serrablo) y la comarca de Sobrarbe, justo a la orilla del río Alcanadre. Hoy es Ayuntamiento de Boltaña.

Abajo, vista parcial del mapa del IGN hoja 211 Boltaña de 1933. Bibán circulado en rojo y el resto de los pueblos de la redolada en azul.

(para bajarte el mapa completo de nuestro disco duro virtual, pulsa aquí)

Abajo, vista parcial de los mapas (se levantaron mapas, altimetrías y planimetrias) levantados en 1927 por la Dirección General del Instituto Geográfico y Catastral. Puede ser un poco farragoso pero tienen un nivel de detalle bastante elevado y sobre todo reflejan muchos de los caminos tradicionales de la época. La toponimia arrastra habituales errores.

(para bajarte el mapa completo de nuestro disco duro virtual, pulsa aquí)

Como ya dijimos en la primera entrega, dejaremos hablar a las imágenes, restringiendo al máximo los comentarios. Si bien por desgracia no es necesario, las imágenes en blanco y negro contribuyen a transmitirnos tristeza. No es esa nuestra idea, sino que se conozcan todos los rincones de nuestro querido Altoaragón, ya que lo que no se conoce no se ama. 

Abajo: desde el camino que baja por el Alcandre desde Matidero, en un sarrato, Bibán. Al fondo a la derecha, las canales que caen verticales desde el Cabezo de Guara hasta el Alcanadre en Gorgas Negra. 

(pulse par ampliar)

Si recordamos, nuestro recorrido nos ha llevado a la Pardineta de Bibán, después a Binueste..., y después de este pueblo tomamos el otrora importante camino de Secorún a Bara, que superaba la sierra por "o pino Ambrosio". Este camino es una obra de ingeniería que baja por la orilla del barranco de Binueste, deja a la derecha el desvío a Bara por la Predicadera, y llega justo al ajuntadero de las aguas del Alcanadre con el barranco de Binueste, bonito camino no limpiado aún pero que se sigue bien si sabemos dejar a mano derecha el sí limpidado camino a Bara (ir con alguien que lo conozca, si no los pies nos llevarán por el camino limpio). "El camino del cartero" lo llamaban en Bara, según José Luis Ciprés Campodarbe, de casa Molinero de Bara.

En este ajuntadero hay una interesante (y cada vez más conocida) badina, con los restos del asiento de una "palanca" o pequeño puente para cruzar el cauce respetable del Alcanadre. El paso para aceder es de lo más curioso, hay que pasar entre dos grandes bolos que apenas dejan la anchura justa para poder franquearlo.

Esto se puede ver en las fotografías de abajo:

Abajo: estrechamiento de acceso.

Abajo: preciosa badina. Se encuentra a unos 50 minutos de camino desde Bara.

Abajo: probable apoyo de una antigua palanca.

Después, remontamos Alcanadre arriba por la auténtica autopista de esta zona, el camino une de norte a sur desde Matidero hasta Bara, atravesando un precioso bosque y una y otra lenera, con el fragor del Alcanadre, aquí muy encajonado, a la izquierda, y pronto avistamos ya, arriba, Bibán. Nos espera una subida corta pero dura, a través de un camino que gana terreno lazada tras lazada.

Abajo: Bibán se adivina arriba, los perfiles de los edificios se recortan contra el cielo.

(pulse para ampliar)

Abajo: el viejo camino aguanta décadas y décadas sin mantenimiento alguno.

Abajo: bajo Bibán, en la "peña Os Moros", restos de una vieja tumba de bañera, de difícil datación por su atemporalidad, pero que seguramente se remonte a la baja edad media, tallada en un deteriorado banco de arenisca. 

Debajo, madera muerta, y al fondo, el Tozal de Santa Cruz. 

(pulse para ampliar)

Abajo: viejo, humilde y derrumbado templo de Bibán. 

Abajo: de las tres casas de Bibán, la más potente es casa Nasarre, auténtico ejemplo de torre fuerte del XVI, luego integrada en una grandiosa vivienda. Esto es todo lo que hoy queda... El escudo de los Nasarre se lo llevaron los últimos habitantes. 

Esta casa tenía una curiosa unión con San Úrbez, ya que uno de los privilegios de casa Villacampa de Laguarta consistía en que el párroco oficiante en Nocito habitualmente en las veneraciones, al terminarlas, del cuerpo santo de Úrbez, delegada el descoser y luego coser las distintas capas de linzuelos en una mujer de casa Villacampa de Laguarta, se descosían para poder venerar la chapa que protegía la rodilla; la última vez que fue cosida fue por parte de doña Elvira Villacampa Otín, hermana del amo de esa época (década de 1.925 a 1.935) don José Villacampa, y tía del último amo que todavía vivió como tal la tradición de los romeros penitentes, José Villacampa Nacenta. 

Pues bien, esa aguja con la que doña Elvira cosió los linzuelos y mortajas de San Úrbez fue un regalo personal a un buen amigo de la familia, precisamente de esta casa Nasarre de Bibán, a don Miguel Nasarre Ciprés, cuyos familiares más cercanos (amos actuales de dicha casa Nasarre) son sus biznietos, que confirman que se perdió el rastro casi con total seguridad durante la guerra civil.

(pulse para ampliar)

Dicha aguja fue regalo personal de Doña Elvira a un buen amigo de la familia, de casa Nasarre de Bibán, llamado Miguel Nasarre
Ciprés, cuyos familiares más cercanos (amos actuales de dicha casa Nasarre) son sus biznietos, que confirman que se perdió el
rastro de tal aguja, casi con total seguridad durante la guerra civil.

Abajo: las bordas de Bibán se sitúan en su mayoría en las eras al oeste de la población, con unas magníficas vistas sobre el valle alto del Alcanadre.

(pulse para ampliar)

Hasta pronto.

Para ir a Tierras de San Úrbez, por la Honor de Matidero (I): Pardineta de Bibán, pulsa aquí.

Para ir a Tierras de San Úrbez, por la Honor de Matidero (II): Binueste, pulsa aquí.

 



To Top