VI encuentro anual de cofradías de San Úrbez

15.08.2016 14:54

Ermita de San Urbez, Albella, 6 de Agosto de 2016

De nuevo hemos celebrado el encuentro de "cofradías y lugares de San Urbez". Y de nuevo hemos vuelto a reunirnos en el pueblo de Albella, en la ermita dedicada al santo Bordelés que con tanto esmero y cariño conserva y mantiene la gente de Albella y Planillo, y la cofradía que en ese lugar tienen.

Abajo, imagen de la ceremonia en la preciosa ermita de Albella.

Por sexta ocasión, diversas personas provenientes de la cofradía de San Urbez de Nocito, de la cofradía de San Urbez de Albella y de casa Juan Domingo de Ceresola íbamos a volver a poner nuestras experiencias e inquietudes en común, a fin de no perder el contacto y el trato que ya el año pasado empezó a cristalizar.

Abajo, el párroco con el fondo de los rosarios que portaban los romeros.

Decir que este año, desafortunadamente, no pudo asistir ningún representante del Quiñón de Buerba, por lo que además de notar la ausencia, las noticias de las actividades en torno a la cueva de Sestral y la ermita de San Urbez, fueron repasadas someramente por el autor de éstas líneas, que acude con regularidad a algunos de los días de romería que allí se organizan anualmente.

También apuntar que por invitación de la cofradía de Nocito, acudieron representantes de Yebra de Basa, para conocer de primera mano nuestra experiencia como cofradías de San Urbez, dado que están dando los primeros pasos para refundar la antiquísima cofradía de Santa Orosia, perdida a raiz de los episodios de la guerra civil.

En torno a las 18:00 las personas que con ilusión decidimos acudir a la cita llegamos cada cual desde su punto de origen. A esa hora teníamos prevista la misa de las cofradías en honor a San Urbez, en la ermita de Albella y Planillo.

Abajo, la feligresía, devotos del Santo de diversas Cofradías.

En total entre unas 40 a 45 personas asistimos a este encuentro, podríamos llamar, entre devotos de las romerías de San Urbez.

Entre este grupo, nuestro reconocimiento y agradecimiento al cura párroco de Boltaña, Mosén José Alejo, y a Sonia Orús, que tanto desvelo ponen en mantener las romerías, misas...en honor a nuestro querido santo Urbez.

La misa fue amena y del gusto de los asistentes, con la particularidad de que durante el sermón se leyó un precioso “romance de San Urbez”, de la poeta Teresa Ramón, inédito para muchos de los asistentes, pero que ya habíamos leído hacía cuatro años en esta misma ermita, y que aparece íntegro en "...a pies descalzos" en los Anexos finales. Dado que mucha gente volvió a mostrar su deseo de poder tener este romance, lo podéis descargar pulsando en la imagen de abajo:

Fue una misa de ambiente distendido y muy relajado, del agrado de todos los asistentes, que apreciaron el carácter tan amistoso de la celebración.

Tras la misa procedimos a la reunión en la misma ermita, donde cada cofradía o grupo, hicimos un recuerdo de las celebraciones, actividades e inquietudes de cada zona en torno a la figura del santo pastor.

Pasamos a tratar los puntos que más o menos ya en años pasados se habían hablado, y que era básicamente el exponer cada “zona” sus actuaciones desde la reunión de 2015, y sus proyectos futuros:

Albella

Habla la cofradía de San Urbez de Albella. Explican que son unos 250 cofrades, cifra que se mantienen, pues aunque van falleciendo, algunas nuevas personas se hacen cofrades. El día de la cofradía de esta año calculan que hubo unas 300 personas.

Realizan la romería principal el sábado de Pascua de Pentecostés, donde se acude en procesión desde el pueblo a la ermita, y acuden las banderas (además de la propia de Albella), de Jánovas y Lacort. También hace unos años acude el estandarte de la cofradía de San Urbez de Nocito.

Se hace la misa en la ermita, se reparte torta y vino y la gente come por las casas y en unas mesas que la cofradía a preparado (en las sombras que se pueden) en un antiguo huerto dentro de Albella. También hay brasa preparada y finalmente baile, merienda y sorteo hasta las 22:30 o las 23:00.

También intentan mantener (a expensas de disponibilidad de cura que oficie), una misa cada sábado de mayo en la ermita, y normalmente también misa el día del santo, el 15 de diciembre.

Este año cabe destacar que se ha repuesto la campana de la iglesia, y que entre la de la ermita (que se restauró el año anterior), y la de la iglesia, dan mayor vistosidad y ambiente en la procesión el día de la romería.

Cerésola

Para proseguir, Isabel junto a Mari Ángeles Grasa (hermanas) y Antonio, marido de Isabel, venidos de parte de casa Juan Domingo de Ceresola, explican como su celebración, la de la romería de Cerésola, en la pardina de Saliellas,  es más familiar, pues la ermita es propiedad de su casa. Ahora, con la despoblación y los hijos (sobre todo los aquí asistentes) haciéndose cargo de mantener dicha romería, se ha pasado a celebrar el domingo más cercano al día de San Urbez, y que sea compatible con las obligaciones laborales de los organizadores, y son la propia familia quienes hacen la carne asada y la comida en general.

Ahora, son ellos los que invitan a los que pueden dentro de lo que el sitio y la infraestructura les permite. Normalmente, por dicha razones de infraestructura no suelen ser más de una cincuenta o sesenta, pero son ellos los que sobre la marcha van viendo cada año quien invitan y quien va a poder acudir a dicha invitación.

Mientras los que ahora lo hacen puedan se seguirá haciendo, con los años, ya se verá, pues será decisión de quienes entonces sean hijos de los de ahora.

Nocito

Finalmente, es la cofradía de Nocito, la más numerosa en cofrades quien expone su situación y actuaciones.

La cofradía de san Urbez de Nocito está compuesta por más o menos 550 cofrades, y es la que se encarga de mantener las romerías y recuperar lo que buenamente puede del antiguo monasterio de Nocito. Se organiza la romería principal el último domingo de junio, y luego una para los cofrades de la propia cofradía más las del santo Cristo de los Milagros y San Lorenzo, ambas de Huesca, el último domingo de septiembre. Para la fecha de la onomástica, se organiza un trídúo en la iglesia de San Pedro el viejo de Huesca (sede canónica de la cofradía), coincidiendo la tercera y última de las tres misas el día 15 de diciembre.

El día de la romería principal , en junio, la gente puede quedarse a comer por las diferentes salas de la casas de los romeros, y la misma junta directiva con unas cuantas personas invitadas, hacen hasta treinta comensales. Desde que se hacen estas reuniones, en esta caso siempre acude gente del Quiñón, de Ceresola y de Albella como invitados, y también de Yebra. (El años que viene coincidirá el 50 aniversario de la cofradía de San Urbez de Huesca con el día de la romería de Santa Orosia...con lo que no podremos coincidir)

De la misma manera la gente de cada uno de estos sitios acuden al resto de romerías del santo, de manera que se lleva unos años reuniéndonos de los cuatro zonas en las otras romerías.

Decir también que cada año son más las cruces parroquiales que se van uniendo a la procesión, y que la de San Urbez, por segunda vez, esta año ha acudido a Santa Orosia en representación de la figura del santo.

.............................................

Por último, los amigos de Yebra agradecen haber sido invitados, y nos transmiten las felicitaciones por lo que hacemos, por el ejemplo, y nos informan de los trámites que van haciendo de cara a conformar de nuevo la cofradía de Santa Orosia. Además invitan a todos los pueblos de la zona que quieran asistir con cruces o banderas que lo hagan sin ningún problema.

Se recuerda que se dejó  como fecha fija para estas reuniones el primer sábado de agosto, que en el 2017 será el día 5. El lugar, que por orden sería Cerésola, se mirará de hablar puesto que al ser el 50 aniversario de Nocito, igual se puede cambiar, pero esto no está claro y se mirará, comunicando a todos con tiempo la decisión tomada conjuntamente por Nocito y Cerésola.

Tras poner en común algunos detalles más sobre las particularidades de cada zona, de algunas anécdotas de la vida del santo y hacernos recíprocamente preguntas sobre los respectivos monasterios, ermitas o cuevas, surgen algunos temas más que pasan a ser debatidos.

Pasamos tras acabar con todos estos temas a la merienda, pues ya son las 19:30, volviéndonos a reunir todas las personas asistentes en torno a las mesas situadas en el huerto ya citado.

El tiempo, al igual que otros años, acompañó sobremanera, siendo una tarde clara y de temperatura moderada, en torno a 24º a la hora de la merienda a la sombra de los árboles del “huerto Aineto”, donde se hizo la merienda que dio fin a la reunión.

La merienda, como siempre, sobrepasa las expectativas de los asistentes, pues incluso hay longaniza y chorizo, así como tortilla de patata, jamón, queso, postres..., bebidas de todo tipo…, el listón vuelve a estar muy alto.

Los asistentes agradecen y así lo manifiestan el esmero y cariño con el que la cofradía de Albella ha preparado las mesas y la merienda.

A las 21:30, tras pasar un muy agradable rato donde no faltaron multitud de anécdotas, charlas, e historias del santo pastor, decidimos poner fin al acto, y así como la noche cae sobre las casas de albella y todo el valle del Ara,  los asistentes nos fuimos retirando con los deseos de que podamos proseguir muchos años estas reuniones.

Óscar Ballarín.



To Top